Pulido de Pisos Monolíticos

Pisos Monolíticos

El monolítico es un material de construcción compuesto, habitualmente de mármol y conglomerados con cemento. Debido a su elevada resistencia y bajo costo, era el material de acabado más empleado en pavimentos interiores.

El monolítico se coloca en baldosas, y posteriormente se pule para dejar una superficie final nivelada.

Para eliminar la porosidad y conferir más brillo al acabado, el monolítico se puede tratar también con un sistema denominado cristalizado, consistente en una serie de procesos químicos y mecánicos que modifican su superficie con cristales cálcicos, más duros.

El monolítico, es un material que se puede restaurar y dejar como el primer día, después de muchos años de uso.

Este tipo de piso aporta color y textura de manera elegante y dinámica, pero además por su compuesto cementicio sirve como piso de alto tránsito y en áreas de humedad.

Restauración del piso monolítico en Canal U
Natural y Elegante
Es un material muy vistoso que aporta elegancia y una terminación delicada
Duradero y Alta resistencia
Ideal para pisos con mucho tránsito debido a su durabilidad y resistencia
Superficie lisa
Presenta un acabado liso que mediante un pulido adecuado puede durar muchos años

Proyectos